lunes, octubre 19, 2009

Hablan las letras…


Por eso es que uno termina escribiendo,
Por que todos te traen historias, recuerdos,
Te piden consejos, te piden compañía,
Te piden abrazos y besos…
Y hasta te piden que los observes mientras duermen.

Por eso es que uno termina escribiendo,
Por que lo que pedías nunca lo pediste,
Sólo se quedaron en fantasías del pensamiento,
Deseos que sólo avanzaban en la mente y se vivieron en sueños.

Por eso es que uno termina escribiendo,
Por que al momento de hablar de ti, de vivir…
Nadie tenías a quien pedir,
Que te escuchara, que te mirara, que te aconsejara, que te acompañara…

Por eso es que uno termina escribiendo,
Para que te lean los que nunca pediste nada…
Por eso es que uno termina escribiendo,
Por que a los que pediste, no saben que terminaste escribiendo…

4 comentarios:

  1. ¿Podrá ser juzgado como una intención indecorosa del escritor, la petición de lectura?
    ¿En la escritura realmente existe el otro, o tan siquiera yo existo allí?

    ¿Podríamos ser denominarnos como un accidente de las circunstancias exteriores de la obra literaria o es intimamente nuestra?

    ¿Puede existir la obra sin el espectador y/o el espectador sin obra?

    Fue un escrito muy sincero gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  2. Son versos que te salen del alma, muy buen escrito.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. pues a todos nos toca en su debido momento.

    ResponderEliminar